Un libro de poesía puede ser abierto por cualquier página y en cualquier momento. Estos libros nos brindan una lectura íntima y breve en los tiempos de inmediatez y locura en los que vivimos. Pero, ¿cómo acertar en la elección de un poemario? ¿El azar participa de esta elección? Podemos elegirlo por su título, autor o temática. Puede elegirnos él a nosotros. Lo mejor sucede cuando, al elegirlo, él nos descubre.

Hoy os hablamos de un libro de fino canto, que nos permite sumergirnos en unos versos cercanos y de nuestros días. Se trata de nuestro Dios de la semana, Sincio, bidean y grândola de Edson Ferrage.

Descubrí a Edson Ferrage en un certamen de poesía. Él me descubrió sus poemas. Sus poemas me descubrieron algo más de mí misma. Ahora me toca descubrir estos versos a vosotros, nuestros lectores.

Sincio, bidean y grândola es un poemario que nos muestra en sus versos lo cotidiano, y que también, nos transporta al pasado para pensar en el presente. Edson, a través de sus poemas, nos habla de patrias que deben ser abanderadas por pequeños gestos y sonrisas. Por humanidad y no por odio. Nos habla de una sociedad mediatizada por ratas tecnológicas que destruyen lo humano. Habla también de la soledad, necesaria, desconocida e  inexistente, quizás, por culpa del miedo. Un miedo que, si se lo permitimos, puede hacernos crecer.

Sincio, bidean y grândola, publicado en 2015 en la editorial Diversidad Literaria, es la segunda obra de este autor portugués nacido en 1986. Actualmente reside en España donde, a través de la poesía y la pintura, se propone cambiar el mundo gracias a su creatividad. Este libro comparte con nosotros un total de 41 poemas de diversa extensión, presentados en tres capítulos distintos los cuales dan título a este poemario. Cada una de las palabras que le dan título, dan también significado al conjunto de poemas que agrupa:

Sincio, de origen cántabro, significa “tener ganas de”.

Bidean, de origen vasco, significa “estar en proceso de”.

Grândola, nombre de un pueblo portugués y seña de identidad en la Revolución de los Claveles gracias a la canción “Grándola vila morena”, significa, como bien imaginaréis, libertad, descontento, revolución.

Para mí, Sincio, bidean y grândola es un libro de mesilla de noche. Los lectores,  ávidos de palabras con significado, podemos refugiarnos en ellas antes de dormir. Quizás el azar nos ofrezca unos versos que reflejen nuestro día o reflejen el mañana. Una lectura pausada y reflexiva que nos habla de la vida, de lo que vivimos y de lo que dejamos de vivir. El mismo Edson Ferrage dice que “este libro es cariño, es duda y es lucha.”